Todo sobre el historial crediticio que siempre has querido saber

Muchos de nosotros no sabemos exactamente a que se refieren varios términos de finanzas y economía que están por todas partes, y empezar a navegar por el mundo con todas sus implicaciones burocráticas es una tarea confusa y compleja. No obstante,  Dinerio te explica algunas cosas básicas que debes saber para aprovechar mejor tu dinero y hacer inversiones que te generen los máximos rendimientos sin que te quedes congelado en el abrumador mundo financiero.

¿Qué es un crédito y cuáles son las formas de crédito?

Antes de saber qué es el historial crediticio es necesario entender el término crédito. Crédito viene del latín credititus, que significa “cosa confiada”, por lo que un crédito es un préstamo que se otorga a una persona y que posteriormente tendrá que ser devuelto a la entidad que lo otorga bajo sus condiciones establecidas, como los intereses, seguros o costos asociados. Un crédito puede ser desde una tarjeta de crédito hasta una hipoteca.

¿Qué es el historial crediticio?

El historial crediticio es tu perfil financiero en el cual se reflejan tus antecedentes financieros y de comportamiento comercial. En éste se puede ver cuántos créditos has tenido, tu puntualidad en los pagos, si tienes alguna deuda, tus facturas, tus pagos de algunos servicios públicos, de cuentas bancarias e incluso tus ingresos.

¿Por qué es importante el historial crediticio?

Es necesario cuando quieres pedir un crédito en bancos, tiendas, contratación de servicios, comprar unautomóvil o una casa, préstamos personales, etc. A través del historial crediticio una entidad se da cuenta si eres un buen candidato para obtener financiamiento y bajo qué condiciones. Por ejemplo, tener un buen historial te puede ayudar a obtener buenas condiciones de préstamo, más ofertas y menores tasas de interés; o si tienes mal historial ocurre el caso contrario.  En otras palabras, tu historial crediticio te puede dar beneficios si manejas tus créditos de forma adecuada o te puede cerrar las puertas si lo descuidas.

¿Cómo puedes formar un historial crediticio?

Has de saber que entre más tiempo tengas con un historial crediticio tendrás más probabilidades de obtener un buen crédito. Sin embargo, muchos de nosotros que apenas estamos comenzando a trabajar y a ser económicamente independientes nos preguntamos cómo empezar a formar uno.

El primer paso es obtener un empleo o generar ingresos regulares y demostrar solvencia económica. Pagar nuestros servicios públicos como teléfono, internet, televisión e impuestos demostrará nuestra capacidad de pago. El abrir una cuenta bancaria y/o adquirir tarjetas para muchas entidades prestamistas significa estabilidad financiera. Posteriormente, si entre tus objetivos se encuentra adquirir un coche o una casa podrás ayudarte de créditos hipotecarios o automotrices, los cuales también se sumarán a tu historial crediticio. Cabe resaltar que el obtener un crédito siempre se debe hacer de forma consciente y administrando bien nuestro capital para no caer en errores, mismos que se verán reflejados en el buró de crédito.

¿Qué es el buró de crédito?

El buró de crédito se refiere a un conjunto de instituciones que recolectan y proveen información de historiales de crédito de las personas a empresas y comercios como bancos, que al ser entidades prestadoras se arriesgan constantemente con cada cliente. En México existe el Buró de Crédito y el Círculo de Crédito, dos sociedades de información financiera. En ambas tú puedes solicitar un informe de tu situación y scoring.

¿Qué es el scoring?

El scoring es la calificación que tienes en tu historial crediticio, y depende de los factores mencionados anteriormente. Con base en esta calificación las empresas tratan de tomar una decisión más acertada del crédito que se adapte mejor a ti.

Mucha gente considera que contraer deudas y utilizar tarjetas de crédito es malo. Pero, la realidad es que, en ocasiones, las deudas son una necesidad y las líneas de crédito pueden favorecerte si pagas a tiempo y las administras correctamente.

En el caso de las tarjetas de crédito, pagar puntualmente no solo te genera puntos y beneficios con tu banco, sino que alimenta tu historial crediticio, y en el futuro te permitirá acceder a mejores y más grandes créditos cuando los necesites.