Inflación en 2017: los 7 productos y servicios más afectados y las 8 claves para que el alza de precios no te quiebre

El panorama económico de México con la inflación

Se espera que la inflación generalizada para este 2017 sea más alta debido a la liberalización de los precios de la gasolina, el impacto de la devaluación del peso frente al dólar y el alza en aranceles derivado de las políticas proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Diversos analistas e instituciones financieras estiman que la inflación fluctuará entre 3.9% y 5.86%; en 2016 fue de 3.36%.

Te puede interesar Reduce el impacto del súper dólar en tu economía

También Trump es el nuevo presidente de EEUU, ¿y ahora qué sigue?

Tras el triunfo de Trump el año pasado, el Banco de México decidió aumentar su tasa de interés de referencia, de 4.75% a 5.25%. La tasa de interés de referencia es la tasa de interés con la que Banxico le presta dinero a otros bancos, evidentemente, esta afecta a su vez la tasa con la que los bancos prestan a sus clientes. La tasa de interés de referencia se mueve con el objetivo de mantener la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda, y esto afecta a variables como la inflación y el crecimiento económico. Uno de los objetivos de esta decisión, es controlar el alza en el precio del dólar. Aunque el peso se seguirá depreciando, lo hará en menor medida, debido al aumento a las tasas de interés.

Sin embargo, la decisión también tiene efectos negativos. Aunado a la inflación, el aumento a las tasas afecta al ecosistema productivo. Al aumentar el costo de los créditos, incluidos los que tienen como fin invertir, algunos proyectos de empresas se retrasan o hasta se cancelan, lo que disminuye la generación de empleo. Además, al aumentar el costo de los créditos y disminuir el poder adquisitivo de las familias debido a la inflación, el consumo disminuye, afectando directamente a la economía de las empresas.

El aumento en 0.50% de la tasa de interés de referencia en nuestro país, provocará que adquirir créditos en los próximos meses sea más caro. No obstante, no todo es malo, si tienes una cuenta de ahorro o dinero invertido en CETES, recibirás mejores rendimientos por tu dinero.

Los productos y servicios que se verán más afectados

1. Gasolina y Diésel. El aumento más notorio y polémico fue el del precio de la gasolina. La gasolina Magna subió 14.2%, la Premium 20.1% y el diésel 16.5%, con respecto al precio máximo correspondiente de diciembre de 2016. El aumento a la gasolina impacta directamente en los costos de las cadenas de suministro de los bienes de consumo, costo que las empresas trasladarán a sus clientes, a través del precio final de los productos y servicios.

Te puede interesar ¿Por qué el aumento al precio de la gasolina? 6 consejos para mitigar su impacto en tu economía

2. Gas LP. El precio del Gas LP también se liberalizó a inicios de este año y aumentó su precio hasta en 20% en algunos puntos del país.

3. Canasta básica. Algunos alimentos, como la cebolla, huevo, pollo, papa y tortilla aumentaron su precio. En general, el precio promedio de los productos de la canasta básica ha aumentado 17.7%.

Te puede interesar Los 10 consejos de Dinerio para ahorrar en comida, comiendo mejor

4. Servicios de transporte. Los servicios de transporte también aumentaron sus precios, al verse directamente afectados por el aumento a la gasolina. Los servicios de transporte privado Uber y Cabify aumentaron sus tarifas. Cabify informó que aplicará un aumento de 5% y Uber por su parte, anunció aumentos que van desde el 8% y hasta el 16.8%, dependiendo de la ciudad. Las más afectadas son: Guadalajara, Aguascalientes, Toluca, CDMX y Guanajuato. Los taxis solicitaron permiso para aplicar un aumento a sus tarifas aunque aún no se ha tomado ninguna decisión.

5. Aparatos electrónicos. La mayoría de estos bienes de consumo son importados, por lo que su precio final al consumidor se verá directamente afectado por la inflación generalizada, el aumento a la gasolina, la depreciación del peso y, potencialmente, los aranceles            que busca implementar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

6. Televisión de paga. El costo de la televisión por cable también aumentó. Sky, por ejemplo, anunció que aumentará sus precios, en promedio, 7.15%; debido a la inflación y el precio del dólar.

7. Electricidad. La CFE anunció que las tarifas para la industria aumentaron entre 3.7% y 4.5%, para el sector comercial entre 2.6% y 3.5%, y para uso doméstico 2.6%. La razón es el aumento al precio de los combustibles fósiles utilizados en la generación de energía eléctrica.

Los consejos de Dinerio para mitigar el impacto en tu cartera

Luchar contra la inflación generalizada de los precios puede ser muy difícil, pero si te organizas no todo está perdido. Existen algunas cosas que puedes hacer para reducir el impacto del alza en los precios en tu economía:

1. Adquiere créditos tempranamente: Si tenías pensado comprar algún bien con un crédito, como un automóvil o una casa, hazlo antes de que los bancos incrementen sus tasas de interés. Asegúrate de que la tasa que te ofrecen sea fija; si acababas de adquirir un crédito con tasa de interés variable, investiga si puedes reestructurar tu crédito buscando una institución que te ofrezca una tasa fija.

2. No te endeudes con tarjeta de crédito: Las tasas de interés de las tarjetas de crédito son las que más van a resentir el aumento en la tasa de referencia. Debes tener aún más cuidado con no endeudarte con tu tarjeta de crédito y tratar de liquidar tu saldo cada mes.

Te recomendamos Factores clave a considerar cuando escogemos nuestra tarjeta de crédito

3. Consume productos nacionales: Debido a la depreciación del peso frente al dólar, los productos importados son los más afectados. Procura consumir productos nacionales, que aunque también aumentaron de precio, lo hicieron en menor medida que los bienes que no se producen en nuestro país. Aquí se incluyen los aparatos electrónicos. Si adquirir una computadora o cualquier aparato electrónico ahora no es realmente necesario, no lo hagas. Los electrónicos son uno de los grupos de bienes de consumo más afectados por la situación económica.

4. Compara precios: Aprovecha las herramientas de la Profeco para comparar precios, tanto para compras grandes como una televisión o una nueva computadora, como para productos que consumes todos los días, como alimentos. En el portal Quien es quién en los precios Si bien la inflación generalizada es mayor a la esperada, algunos proveedores han aprovechado para aumentar sus precios más de lo debido.

5. Cambia de proveedores: Considera cambiar de proveedores para algunos de los productos y servicios que consumes cotidianamente. Por ejemplo: los productos de la canasta básica generalmente son más baratos en tu mercado local que en una cadena de supermercados, sobre todo una extranjera. También puedes ahorrar cambiando de empresas proveedora de telefonía celular.

6. Compara precios de gasolinas: Con la liberación de los precios de la gasolina, eventualmente, cada gasolinera tendrá su propio precio. Será tu deber compararlos y acudir a la que más te convenga. Aplicaciones móviles como Waze te ayudarán a saber cuál gasolinera cerca de ti te ofrecen mejor precio.

7. Cancela servicios de televisión por cable: Si no ves mucha televisión, cancela tu suscripción de cable y contrata un servicio de streaming como Netflix o HBO GO que cuestan mucho menos por mes.

8. Utiliza servicios de taxi nacionales: Para el caso del transporte, si eres de los que utiliza Uber, recuerda el consejo número 3, y consume productos y servicios nacionales. Cabify sólo aumentó sus tarifas 5%, mientras que Uber tendrá un aumento mayor, debido también, en parte, a que es una empresa estadounidense que cotiza sus precios en dólares.