7 consejos para ahorrar en ropa

Ahorrar en ropa no es tan complicado como parece, actualmente puedes conseguir ropa barata al comprar ropa en línea, en Outlets o tiendas de segunda mano.

En Dinerio hicimos una lista de 7 consejos para que ahorrar en ropa sea menos complicado y afecte tus finanzas personales y tus ahorros en menor medida.

1. Planea lo que necesitas

No compres ropa solo por comprar. Si vas al centro comercial con tus amigos es probable que te pasees por las tiendas, veas varias prendas que te gusten y te dejes llevar por la emoción del momento. ¡No lo hagas! La falta de planeación te conlleva a hacer compras compulsivas. Puede que termines comprando 3 playeras que estaban en promoción, cuando lo que realmente necesitabas era un par de pantalones. ¿Te ha pasado?

Lo mejor es hacer una lista de las cosas que necesitas y fijar un presupuesto para ese fin. Una gran opción es usar Dinerio, nuestra plataforma de finanzas personales con la que puedes dividir tus gastos en diversas categorías y asignar un presupuesto mensual a cada una de ellas. Así podrás planear tus gastos e ir monitoreando cuánto dinero has usado en cada una de tus categorías para identificar oportunidades de ahorro. Conoce más en www.dinerio.mx

2. Compra en temporada de ofertas

La mejor época para comprar ropa barata de marca es cuando la ropa está fuera de temporada. Es decir, compra en verano la ropa que necesitarás en invierno, y viceversa. Esto ocurre porque la mayoría de las tiendas necesita hacer espacio para la ropa que está por salir a la venta y entonces bajan los precios de la ropa que ya pasó de temporada. Por raro que parezca comprar una chamarra en pleno verano, si sabes que te hace falta, será tu mejor decisión.

Otro modo de encontrar temporadas de ofertas es cuando las mismas tiendas las anuncian. Por ejemplo, el Buen Fin en noviembre o las ventas nocturnas. Sin embargo, siempre hay que fijarse sí realmente son ofertas que valen la pena o son solo precios altos disfrazados de ofertas.

3. No compres ropa que no te pondrás

Esto es parte de no planear tus compras o hacer compras compulsivas. El comprar ropa que no usamos es algo que nos ha pasado a casi todos: nos dejamos llevar por gustos efímeros, nuestro estado de ánimo, las ofertas o las prisas.

Otro error común es comprar prendas que solo utilizaremos una vez en nuestra vida. ¿Compraste un vestido solo para una fiesta? ¿Unos zapatos solo para tu graduación? ¿Una talla extra chica porque imaginabas que en verano ya tendrías 10 kilos menos? Sé realista y pregúntate si realmente te pondrás lo que estás a punto de comprar.

4. Busca Outlets

¿Dónde comprar ropa barata? Los Outlets son buena opción para ahorrar, y se pueden encontrar Outlets de marcas en específico. En ellos puedes hallar ropa de marca que no se vendió o está fuera de temporada a más del 50% de descuento. No obstante, ten cuidado con la ropa que escoges, revisa que no tenga algún defecto y sea de buena calidad.

En la Ciudad de México se pueden encontrar diversos Outlets de marcas cómo Martí (Calle Venustiano Carranza) y Nike (Palma 43) en el Centro Histórico. Además, también los hay más grandes como Outlet La Viga (Av. Canal de Apatlaco s/n); y en el Estado de México: Premium Outlets Punta Norte (Cuautitlán Izcalli, Fraccionamiento Hacienda del Parque). 

5. Tiendas de segunda mano o internet

En lugar de pagar por calidad y durabilidad, a veces solo pagamos por la marca que trae la ropa o los zapatos. Existen muchos lugares que ofrecen ropa de segunda mano en excelente calidad que está casi nueva y es barata. Además, en una tienda de segunda mano cuidas tu presupuesto y ayudas al medio ambiente. Simplemente para producir unos jeans se necesitan más de 3,000 litros de agua.

Nota: no te confundas con las tiendas Vintage y de Segunda mano. Las primeras venden artículos de moda que son viejos y cuestan más caros, las segundas venden prendas nuevas y viejas a precio de oferta.

Comprar ropa por internet es otra opción muy viable para ahorrar, y en donde puedes conseguir auténticas gangas. Revisa páginas como Mercadolibre, Segundamano, Amazon y Kichink.

6. Vende la ropa que no utilizas

Para financiar tu nueva ropa puedes vender la ropa que ya no utilizas y que está en buenas condiciones. Un consejo para saber de qué prendas debes deshacerte es preguntarte si las has usado últimamente. Si llevan más de un año en el fondo del clóset, véndelas. Harás espacio en tu clóset y conseguirás dinero extra.

7. Rediseña tu ropa

Si tienes tiempo y está dentro de tus posibilidades, puedes darle una manita de gato a ese par de pantalones o esa chamarra que ya no usas, los puedes cortar y convertir en shorts o chalecos casuales, adornarlos con parches y personalizarlos a tu estilo.

¿Cuál es tu estrategia para ahorrar en ropa? ¿Qué consejo piensas que es mejor? ¿Conoces lugares económicos para comprar ropa? ¿Compras ropa por internet? En Dinerio queremos saber tu opinión, deja tus comentarios en la parte de abajo.

Artículos relacionados