5 inversiones que los millennials podemos hacer

¿La palabra inversión te suena compleja? ¿Cómo si necesitarás ser millonario o haber estudiado economía y finanzas? Quizá estás arrastrando las creencias y hábitos de tus padres y abuelos, quienes acostumbraban juntar dinero por años para pagar una casa, un coche, o abrir su negocio. Ellos probablemente veían a las inversiones como algo fuera de su alcance, privilegio de personas ricas; por lo que se puede entender que sus hábitos financieros hayan sido muy conservadores.

Sin embargo, en el mundo actual, continuar con esas creencias sería uno de los peores errores que podrías cometer en tu vida. La tecnología al alcance de todos nos permite acceder a una infinidad de oportunidades que nuestros padres y abuelos no tuvieron.

1. Fondos de inversión

Los fondos de inversión permiten generar rendimientos sobre nuestros ahorros. Los hay a corto, mediano o largo plazo. Un fondo de inversión está compuesto por diversas personas que deciden invertir, y en su conjunto, obtener mejores resultados que de forma individual.  A pesar de que en estos fondos se puede invertir desde 1,000 pesos es necesario informarse de qué tan alto es el riesgo de la inversión que elijamos.

Existen fondos de renta variable y fondos de renta fija, los primeros son más arriesgados porque no te aseguran cuales serán tus rendimientos, y los segundos son más conservadores porque sabrás tus rendimientos exactos. Los fondos de inversión están administrados por entidades financieras responsables de invertir ese dinero en diversos instrumentos financieros como deuda pública, acciones, inmuebles, etc., para generar los rendimientos. Si quieres entrar a un fondo de inversión te recomendamos revisar los de diversas instituciones financieras como bancos, casas de bolsa o aseguradoras, dependiendo de tu objetivo.

2. Bonos del gobierno (Cetes)

 Los Cetes (Certificados de la Tesorería de la Federación) son instrumentos financieros de deuda que están catalogados como seguros (son similares a un pagaré), debido a que es el gobierno quien los emite y se compromete a pagar ese dinero en un cierto plazo, más rendimientos. En otras palabras, es prestar dinero al gobierno y generar una ganancia. Por lo común, los Cetes están a plazos de 28 a 364 días y cada cete tiene un valor de 10 pesos. Dependiendo de tus necesidades tú decidirás a qué plazo adquirirlos. Puedes conocer más en la página de Cetes Directo.

3. Pagarés

 Como su nombre lo indica, son documentos crediticios expedidos por instituciones financieras y otorgados a personas físicas, en donde se promete cierta cantidad de dinero en un plazo definido. Los pagarés bancarios son, por lo general, instrumentos seguros, por lo que la mayoría de las personas busca adquirirlos aunque sus rendimientos sean bajos. Si eres una persona que busca inversiones conservadoras, estos pueden ser una opción.

4. Bienes raíces

Quizá, los bienes raíces son de las mejores inversiones que se puedan hacer. Invertir en bienes raíces, aunque se un poco más arriesgado, a largo plazo genera buenos rendimientos. Si compras un departamento y haces de tu inversión un activo, es decir, en vez de vivir ahí lo rentas para tener una fuente de ingresos, es importante que seas consciente de los costos de mantenimiento.

En la actualidad existen diversas plataformas Fintech de crowdfunding (financiación colectiva) especializadas en la inversión inmobiliaria que se pueden considerar relativamente seguras. Invertir en ese tipo de proyectos a través de esas plataformas es más fácil porque no se requieren altos montos de inversión y es accesible para la mayoría de las personas. Una de esas plataformas es Briq.mx

5. Préstamos

Una de las nuevas formas de inversión que está surgiendo con gran éxito son las plataformas Fintech en donde puedes prestar de persona a persona (P2P) y generar rendimientos. Anteriormente se acudía a bancos o casas de préstamos para conseguir un préstamo; sin embargo, actualmente es más fácil conseguir dinero desde tu celulary con menos tasas de interés. Es un ganar-ganar, porque la persona que pide prestado obtiene un préstamo con menos tasas de interés, y la persona que invierte prestando su dinero obtiene mejores rendimientos de los que obtendría en otro instrumento financiero. Revisa Kubo Financiero y Doopla.

Si quieres conocer más sobre las nuevas formas de inversión te recomendamos leer La ola FIntech que ayudará a aprovechar tu dinero al máximo; y si no entiendes mucho de cómo funciona el mundo del dinero puedes leer ¿Qué son las finanzas personales?  

Empezar a invertir es también cultivar el hábito de tener buenas finanzas personales, ya que para invertir hay que ahorrar. Dinerio te aconseja empezar a invertir antes de tus 30 años para fomentar el hábito y cuando seas mayor no te agarren por sorpresa las dificultades económicas. Empieza por hacer inversiones en instrumentos seguros y ve probando que te funciona más. Es importante tener diversificadas tus inversiones en diferentes instrumentos financieros para disminuir las perdidas.  

Artículos relacionados