4 razones para empezar a invertir como mujer

A lo largo de la historia, el mundo económico y financiero siempre se ha visto dominado por los hombres. Sin embargo, la actualidad está cambiando y gracias a la disminución en las brechas de género muchas mujeres comienzan a sobresalir en ámbitos de emprendimiento, negocios y finanzas, siendo signo de que las mujeres también somos completamente capaces de movernos activamente en el mundo del dinero.

De acuerdo a un reporte de Boston Consulting Group, las mujeres controlan el 30% de la riqueza privada en el mundo y 44% de esas mujeres han forjado sus propias fortunas. A pesar de que eso signifique que los hombres cuentan con el 70% de la riqueza restante, la riqueza mundial de las mujeres ha aumentado un 3% en los últimos 7 años.

En México, las mujeres tenemos un índice muy bajo de inversiones en comparación a los hombres (3% en la Bolsa Mexicana de Valores según Finamex). Una de las razones es que no estamos familiarizadas con esta práctica a comparación de las mujeres de otros países como Estados Unidos, en dónde es algo muy común como parte de su cultura y los jóvenes empiezan a invertir desde muy temprana edad.

Invierte tu dinero sin entrar en pánico

Como mujeres muchas veces delegamos nuestras responsabilidades financieras a nuestra pareja o no nos permitimos invertir nuestro dinero por miedo a perderlo o tomar una mala decisión, prefiriendo dejarlo guardado en casa o en el banco. No obstante, nunca vamos a crecer económicamente si no nos atrevemos a tomar el riesgo de invertir y asumir por completo nuestra responsabilidad financiera. El dinero debajo del colchón es dinero que no genera ganancias y con el paso del tiempo va perdiendo su valor debido a la inflación.

Si te sientes insegura de invertir porque te da poca confianza o tienes miedo de equivocarte y salir perdiendo, conoce 4 razones que te harán cambiar de opinión.

1. Tener confianza en nosotras

La creencia de que los hombres tienen mejores habilidades y capacidades que las mujeres en el mundo de las finanzas y los negocios debemos dejarla a un lado. Hacer estereotipos de género resulta obsoleto en una época en que las mujeres ya tenemos los mismos niveles de educación que los hombres. “Los patrones de riesgo y los patrones de inversión son muy similares entre hombres y mujeres” dice Amanda Steinberg, CEO de DailyWorth.

2. Crear independencia financiera

Por muchos años el propósito de las mujeres era casarse y buscar una seguridad a largo plazo; sin embargo, muchas de nosotras ahora somos solteras y dependemos de nosotras mismas por lo que invertir nuestro capital ya no funciona como opción sino como necesidad.

3. Tener seguridad financiera

Empezar invirtiendo dinero desde temprana edad generará más posibilidades de que tengamos inversiones a largo plazo y asegurará nuestro futuro. Las inversiones pueden llegar a tener más potencial que el ahorro e incluso ser una forma de financiar nuestra jubilación.

4. Construir el camino a la jubilación

Quizá la razón más irresistible para invertir tu dinero sea dejar de trabajar. Si tu inversión la haces sabiamente te puede generar muchos rendimientos y todos tus gatos serán cubiertos por esas inversiones.

¿Cómo empezar a invertir?

1. Edúcate financieramente

Tenemos que partir desde cero y empezar a educarnos sobre las finanzas personales, entender que no es tan complicado y difícil como suena. Dedicar un tiempo a la semana para leer sobre temas de finanzas, negocios e inversiones es fundamental. No es necesario invertir dinero en ello porque puedes encontrar bastante información en internet, inscríbete a nuestro newsletter

2. Crea un fondo de ahorros para inversión

Como se mencionó en 6 hábitos financieros para mujeres, es imprescindible que desarrolles el hábito del ahorro y destines cierta cantidad de tu sueldo a un fondo de ahorros para imprevistos y vejez. Pero, para hacer crecer tus ahorros crea un fondo de ahorros para inversiones e invierte tu dinero dependiendo del plazo de tiempo en que lo necesites. Es vital que tengas en movimiento tu dinero. Por ejemplo, si estás ahorrando para un viaje puedes invertir en CETES del gobierno a 3 meses, y si quieres ahorrar para la vejez puedes invertir en un fondo de inversión a largo plazo. No cometas el error de pensar que tienes que ser una gurú financiera o una persona con mucho dinero para iniciar.

Si no sabes cómo tener una visión general de tu dinero y al final nunca terminas respetando las metas de ahorro que te propones utiliza Dinerio, que te ayudará a tener ese panorama general y tener control total de tus finanzas. Conoce más sobre nuestra plataforma aquí.

3. Busca opciones de inversión

Analiza las fortalezas y debilidades de distintos negocios que te llamen la atención y entiendas. Busca plataformas de inversión en internet, existen distintas que no requieren de grandes cantidades para invertir (puedes empezar desde mil pesos), y te darán una perspectiva amplia de opciones.  Muchas de ellas analizan cuál es tu mejor opción de inversión de acuerdo a tu perfil de riesgo. Dinerio como plataforma de finanzas personales lanzará muy pronto esta opción.

Pensar en invertir no tiene que ser sinónimo del sexo masculino, de personas millonarias o de miedo, sino de libertad de elegir nuestra vida bajo nuestros propios términos y asegurar nuestro futuro.