12 propósitos de año nuevo para mejorar tus finanzas personales

Bajar de peso llevando una dieta y haciendo ejercicio, encontrar pareja, viajar y aprender un nuevo idioma son propósitos de Año Nuevo muy comunes entre los mexicanos. Sin embargo, pocos piensan en sus finanzas personales al momento de crear sus propósitos de Año Nuevo, a pesar de que esto les generará paz y una mejor calidad de vida.

Al iniciar el año, los propósitos financieros más comunes son liquidar deudas y ahorrar, pero existen mucho más cosas que puedes y debes hacer para tener unas finanzas sanas.

En Dinerio te sugerimos 12 propósitos financieros para que tomes en cuenta este Año Nuevo. Lo más importante que hagas de cada propósito un hábito y que tengas establecidas metas claras, esto hará más fácil que puedas cumplirlas.

1. Define tus metas financieras para el año

Siempre será mucho más fácil cumplir un objetivo cuando este se tiene bien claro. Por ejemplo, si quieres ahorrar pero no tienes definido en qué utilizar esos recursos, será mucho más difícil para ti cumplir con el monto de ahorro establecido.  

Ya sea que quieras mudarte de casa, hacer un viaje importante durante el año, comprar un coche, iniciar tu propio negocio o hacer un posgrado, debes definir ahora cuáles son tus metas financieras para el 2017, teniendo en cuenta tu capacidad de ahorro y tus prioridades.

2. Comparte tus metas con alguien más

Platica sobre tus propósitos financieros de año nuevo con algún amigo o familiar cercano. De este modo, si te atrasas o te alejas del camino hacia tus objetivos, habrá mayor vigilancia y presión sobre ti. Adicionalmente, cuando logres tus objetivos tendrás a alguien con quien festejar que te apoyó desde un inicio.

Otra manera de alcanzar una meta más rápidamente es competir con alguien. Por ejemplo, tus amigos y tú se fijan una meta de ahorro de $15,000 pesos para viajar al extranjero, el primero que llegue a la meta recibirá de cada uno de los competidores $500 pesos.

3. Crea y da seguimiento a un presupuesto

En finanzas personales, como en casi todo, la organización es clave para lograr el éxito. Calcula cuáles serán tus ingresos, al menos durante los primeros tres meses del año y cuáles serán tus gastos, para lo cual puedes tomar como base un promedio de tus gastos en meses pasados o hacer un supuesto. La clave es que tus egresos sean menores a tus ingresos. Tus finanzas progresarán en la medida que hagas más grande esta diferencia.

Divide tus gastos en categorías como comida, entretenimiento, viajes o transporte y establece un monto límite para cada una de ellas. Esto hará mucho más fácil llevar un control de tus gastos.

Recuerda que con Dinerio, puedes crear y dar seguimiento a presupuestos de manera automatizada al ligar tus cuentas bancarias a la plataforma. Dinerio categoriza todos tus gastos con tarjetas bancarias de manera automatizada y agrega tus transacciones a tu presupuesto, automatizando el control de tus finanzas.

Te recomendamos leer 10 razones por las que los mexicanos no tenemos un presupuesto

4. Ahorra

Debe convertirse en un hábito que debes empezar desde el primer día de enero. Primero debes definir el porcentaje de tus ingresos que destinarás al ahorro y deberás respetarlo. Nosotros recomendamos que destines al menos 20% de tus ingresos a tus prioridades financieras, es decir, pago de deudas y ahorro. Tú sabrás que porcentaje dentro del 20% destinar a cada cosa y que porcentaje de tu ahorro destinar a cada meta financiera.

Para esto, un presupuesto puede ser de mucha ayuda. Para respetar el 20%, deberás jugar con tus gastos y hacer recortes en algunas categorías. Además, podrás visualizar en qué aspectos gastas mayormente tu dinero y encontrar oportunidades de ahorro. Compara precios y calidad entre productos y proveedores y evita las compras por impulso. Toma 10 segundos para pensar qué valor te generará eso que estás a punto de comprar.

Te recomendamos leer Los 5 pasos para mejorar tu ahorro

5. Invierte

Ahorrar es el primer paso pero también es importante que todo el ahorro que generas lo inviertas en algún instrumento financiero que te genere rendimientos que te ayuden a cumplir tus metas financieras más rápidamente.

Existen una infinidad de opciones para invertir, que puedes elegir acorde a tus necesidades y tus metas. Si el ahorro que vas a invertir es para una meta de alta prioridad, deberás invertir en un instrumento seguro. Si estás pensando en cambiar de coche o irte de viaje, puedes invertir en instrumentos con un riesgo mayor.

Puedes invertir en bienes raíces, fondos de inversión de renta variable o renta fija, tu afore o aprovechar el ecosistema Fintech en México. Existen plataformas como Kubo Financiero de préstamos de persona a persona, con tasas de rendimiento muy atractivas.

Te recomendamos leer Cómo invertir tus ahorros según tus objetivos

6. Crea un fondo de emergencia

Es típico de los mexicanos que al momento de ahorrar y definir nuestras metas financieras, pensamos en coches, viajes o remodelar nuestra casa; pero muy pocos piensan en crear un fondo de emergencia, clave para tener finanzas sanas.

Es la primera de las metas financieras que debes cumplir antes de pensar las siguientes. Debes tener ahorrado lo equivalente a entre 3 y 6 meses de tus gastos, dependiendo de tu riesgo: tipo de trabajo, zona en la que vives, estado de salud o si tienes dependientes económicos. Empieza por crear un fondo inicial de:

·         $10,000 si ganas menos de $6,800

·         $15,000 si ganas entre $6,800 y $11,600

·         $20,000 si ganas más de $11,600

Es importante que guardes este dinero en instrumentos que te permitan disponer de efectivo en el momento que lo necesites.

Te recomendamos leer Cómo crear fondos de emergencia

7. Protégete con un seguro

Sabemos que puede ser doloroso pagar la prima de una póliza que probablemente nunca necesites. Pero ¿qué tal que un día sí la necesitas? Aunque las probabilidades de sufrir un accidente o necesitar un seguro de gastos médicos mayores pueden ser bajas, cubrir los costos por ti mismo es una amenaza tal a tus finanzas personales, que no vale la pena el riesgo.

Te recomendamos leer ¿Por qué me conviene tener un seguro?

8. Sal de deudas

Este es uno de los propósitos más comunes en esta época del año. Sin embargo, no muchos cuentan con una estrategia adecuada para salir de deudas de manera rápida y eficaz. Lo primero que debes hacer es crear un inventario de todas tus deudas e incluir fechas de pago, monto a deber, tasa de interés, cantidad mínima de pago, etc., para evaluar si es conveniente consolidar todas las deudas en una sola o bien, optar por una de dos estrategias:

·       “Bola de nieve”. Consiste en liquidar primero los créditos de menor balance. Al liquidar este crédito, el mismo monto que pagabas en éste lo destinas para pagar el segundo. Continúas así hasta saldar todas tus deudas. Esta técnica te permite tener un avance más rápido en la liquidación de tus créditos y esto te mantiene motivado.

·         “Avalancha”. Tienes un enfoque más matemático, consiste en pagar primero los créditos con mayores tasas de interés, sin tomar en cuenta el balance. Puede ser que te tardes más en liquidarlos pero terminarás pagando menos intereses.

Te recomendamos leer Las mejores estrategias para pagar tus créditos

9. Aprende

Muchas personas creen que saber de presupuestos, instrumentos de inversión o métodos de ahorro es para financieros o administradores. Eso no es verdad.

Puede ser que el primer paso para que tengas unas finanzas personales sanas, sea aprender sobre estos temas tú mismo y definir las mejores estrategias y prácticas según tus necesidades y alcances. En Dinerio estamos conscientes de ello y por eso, publicamos cada semana en nuestro blog artículos sobre diversos temas que ayudarán a mejorar tus finanzas.

10. Inicia un fondo de ahorro para el retiro

Si aún eres joven, esto es algo que quizá ni siquiera te ha pasado por la cabeza, pero que es de vital importancia. Entre más temprano empieces a ahorrar para tu retiro, será menor el porcentaje de tus ingresos que deberás destinar a ese fin.

Por ejemplo: supongamos que ahora tienes 25 años y a partir de enero empiezas a ahorrar $30 diarios, es decir, $900 al mes y los inviertes en un fondo con 12% de rendimiento anual; para el 2048 que tengas 55 años, tendrás $9,700,000. Sólo estarás ahorrando sólo el 10.5% de tu sueldo, considerando que ganes $8,500; el sueldo promedio en México de una persona de esa edad. Evidentemente, con el tiempo podrás ahorrar un monto mayor al tener un mejor ingreso.

Por otro lado, si empiezas a ahorrar hasta los 35 años bajo las mismas condiciones: $30 diarios y fondo con 12% de rendimiento anual; a tus 55 años tendrás poco menos de $2,100,000 ahorrados. La diferencia es enorme por sólo 10 años de diferencia debido a los intereses que generaría tu inversión.

11. Aumenta tus ingresos

Este es otro de los propósitos de año nuevo más comunes entre los mexicanos. Recuerda que la clave en finanzas personales es hacer la diferencia entre tus ingresos y tus gastos lo más grande posible. Si quieres quedarte con tu trabajo actual, define una estrategia que te permita obtener una promoción este año o un bono de productividad.

Si quieres cambiar de trabajo, busca uno con un mejor salario, emprende en tu propio negocio, invierte en activos que te generen ingresos mensuales, o aprovecha tus tiempos libres para generar ingresos extra. Si tienes espacio extra en tu casa, puedes listar tu propiedad en Airbnb. Existen muchas opciones.

12. Utiliza el crédito de manera inteligente

Seguramente, mucha gente te ha dicho que deshacerte de tus tarjetas de crédito es lo mejor. Mentira. Utilizarlas puede traerte muchos beneficios si lo haces de manera correcta.

Si desconoces las fechas de corte y de pago de tus tarjetas, es momento de incluirlas en tu calendario y tenerlas presentes. Lo ideal es ser “totalero”, es decir, que cada mes liquidas el saldo de tu tarjeta, esto te genera muchos puntos que puedes usar para comprar boletos de avión, reservar hoteles o incluso, hacer la despensa. Además, mejora tu historial y score crediticio, lo que permite acceder a nuevos créditos más baratos en el futuro.

Te recomendamos leer Factores clave a considerar cuando escogemos nuestra tarjeta de crédito

Cuáles sean tus propósitos financieros de año nuevo sólo depende de ti, y pueden ir desde ahorrar para comprar un coche hasta invertir para tu retiro. Lo importante es que tengas tus metas claras y cada mes trabajes para cumplirlas.

Recuerda que con Dinerio puedes tomar el control de tus finanzas personales de una manera automática y sencilla.

Dinerio te desea un feliz 2017.